El bien y el mal

El bien y el mal

 

no existe…  ¡Está inventado!

Indice:     

                                            

El bien y el mal:
La educación:
La sexualidad:
Transmisión de valores y tradiciones:
Alimentación y dietas:
La actividad física a través del deporte:
La relación con la vida y la muerte:
El origen del mal:

 

El bien y el mal:

 

Definición del BIEN según el diccionario francés Larousse:
Lo que una norma moral prescribe, frente a lo que condena…

 

Definición del MAL según el diccionario francés Larousse:
Lo que es contrario al bien, a la virtud; lo que es condenado por la moral…

 

Desde tiempos inmemoriales, muchos filósofos y pensadores han abordado esta cuestión, que manipula y juzga las acciones y el comportamiento de los individuos y de uno mismo.

 

La moral del bien y del mal es creada por la mente humana, constituyendo las reglas del juego que rigen los movimientos sociales. Es la base de todos los miedos irracionales.

 

Las creencias religiosas han acentuado la necesidad del bien y del mal para dirigir a los creyentes hacia Dios.

 

Las creencias no religiosas siguen teniendo las mismas raíces en los genes (ADN) que las religiosas, pero enmascaradas por un laicismo más o menos superficial.

 

La moral del bien y del mal ha desplazado el poder regulador del sentido común. 

 

El sentido común se esconde detrás de tantos conocimientos racionales, y se manifiesta sólo en la retórica y el consejo, pero no en la armonización de los pensamientos y acciones de las personas dudosas. 

 

Hoy en día las acciones están controladas por tantas normas y valores que se basan en la moral del bien y del mal. 

 

En cualquier caso, el sentido del bien y del mal es la fuente de todos los miedos irracionales, sean cuales sean.

 

La evolución humana ha abogado por la evolución de la mente, y ha olvidado la importancia de cultivar la conexión con la energía que da vida a los cuerpos y a las mentes (la intuición).

 

Desde los albores de la humanidad, la búsqueda de fama y poder, para protegerse de los demás y de la propia existencia, ha desarrollado la moral del bien y del mal para controlar a los demás a través de las religiones y creencias paganas en el pasado, y ahora a través de las creencias mundanas y los movimientos sociales. 

 

Hoy en día, se acepta decir que lo que es bueno para alguien, no es necesariamente bueno para otros, y viceversa.  Por lo tanto, el ser humano es consciente de que todas las reglas del juego humano son sólo interpretaciones relativas. 

¿Interpretación de qué?

 

La siguiente regla fundamental y trascendental es la clave para la liberación de la humanidad de la esclavitud de las falsas creencias:

 

  1. ¡Haz lo que quieras! Pero,
  2. Qué lo que hagas no dañe tu cuerpo y tu mente, a tu Esencia, a los demás seres y a la naturaleza. Que lo que hagas no dañe a nadie desde tu voluntad, desde tu sincera intención. 
  3. ¡Qué lo que te gusta hacer sea lo que debes hacer en cada momento!

 

Aplicando sinceramente los tres puntos anteriores en cualquier acción cotidiana, la persona se descubrirá a sí misma, empezará a comprender el propósito de la existencia, y el porqué de las cosas… 

 

La aplicación de los puntos anteriores sólo puede hacerse cuando una persona tiene la firme y sincera intención de vivir en armonía, y de buscar la unión entre todos los seres y elementos, lejos de todas las religiones.

 

La aplicación de los puntos anteriores elimina toda posibilidad de conflictos internos y externos. 

 

El Coronavirus permite, desgraciadamente, con mucho dolor y sufrimiento, que toda la humanidad tome conciencia de que todos los seres, hombres, animales y naturaleza, están estrechamente unidos por el equilibrio de la Existencia. 

 

Actualmente todos sufrimos las consecuencias del desequilibrio provocado por el ser humano. 

 

La existencia a través de la Naturaleza pone las cosas en su sitio para el bien de todos.

 

La regla fundamental y trascendental permite que las personas aprendan a eliminar las dudas de comportamientos, acciones y pensamientos. Esto les permitirá recuperar la confianza en sí mismos. Que asuman la responsabilidad de su propia existencia.

 

La autoconfianza individual es el núcleo de la confianza colectiva.

 

La mayoría se verá obligada por la propia Existencia a borrar de la memoria colectiva las reglas de juego destructivas del pasado, para dar paso al olvidado sentido común trascendental. 

 

Entonces, de generación en generación, las normas y leyes actuales perderán gradualmente la necesidad de ser aplicadas. 

 

La moral del bien y del mal contamina y debilita al individuo

 

La educación:

 

La misión del sistema educativo actual es formar a las personas desde una edad temprana en todo el abanico de conocimientos intelectuales, así como en diferentes campos de actividad, sin olvidar la transmisión de valores morales. Con el objetivo de integrar a las personas en la sociedad. Con el objetivo de buscar el éxito profesional como garantía de un futuro feliz y próspero. 

 

El desarrollo del espíritu de competición según las reglas de juego impuestas, tiene como precio, el dinero, el poder y la notoriedad, sinónimo de “felicidad”. ¡Qué felicidad! 

 

Este sistema educativo obliga a niños y adultos a centrarse en lo que la sociedad espera de ellos para tener éxito. Lo racional se ve así obligado a participar en juegos sociales para intentar ser el mejor, y tener éxito para ser “feliz”. 

 

Según la sensibilidad de las personas, esta manipulación indirecta es más o menos consciente.   

 

Como resultado, las personas, desde una edad muy temprana, se ven obligadas a prescindir de sus capacidades y habilidades nativas. 

Utilizaré mi metáfora del cerezo y el manzano para explicarme mejor:

Imaginen que las personas al nacer son manzanos (símil: agricultor, jardinero, carpintero, forestal, veterinario…); pero la sociedad prefiere las cerezas porque son más valoradas (símil: ingeniero, doctor, médico, cirujano, abogado…).

 

¡Qué esfuerzo considerable tendrá que hacer un manzano para ofrecer cerezas!

 

Esto es lo que ocurre con nuestros niños y adultos. Ni siquiera saben qué árbol frutal son. El autismo, la depresión, la ansiedad, el asma, la alergia, el cáncer… son los síntomas de esta lucha interna de adaptación de los individuos. 

 

Ayudemos a nuestros hijos a ser quienes deben ser, es decir, ellos mismos, más allá de la notoriedad social. 

 

Ayudemos a los adultos a encontrar el camino de vuelta. ¡Siempre se está a tiempo!

 

Un manzano en plenitud, tendrá tanta energía por el hecho de vivir en total coherencia con su Esencia, y por no tener luchas contra sus divisiones internas de conciencia, que las opciones de injertar una de sus ramas para compartir cerezas serán posibles, y sin el menor esfuerzo.

 

La regla fundamental y trascendental anteriormente descrita es suficiente para que las personas recuperen el poder sobre sí mismas ♥︎, y vivan en armonía entre todos los seres.

 

El mal de la educación es no permitir que la gente descubra sus propios recursos nativos.  Todos somos diferentes y complementarios al mismo tiempo. 

 

Es cierto que las personas liberadas de sus miedos no pueden ser manipuladas. 

 

Es cierto que cuando las personas aprendan a “consultar” a sus Esencias, el mal desaparecerá para siempre y reinará el equilibrio.

 

La sexualidad:

 

Más importante que la sexualidad, masculino-femenino, femenino-femenino, masculino-masculino, es la energía femenina y masculina que no debe asociarse por defecto con el género. Y aún más importante es el origen de estas dos energías.

 

Se confirma que un hombre o una mujer tienen cada uno un porcentaje de energía masculina y femenina que varía de una persona a otra. 

 

Según las leyes de la naturaleza, es más probable que una mujer posea más energía femenina que masculina, y un hombre lo contrario. 

 

Pero no siempre es así. Como resultado, los chicos de hoy son más femeninos, más sensibles que en el pasado, más preparados y flexibles para el gran cambio de consciencias.

 

No debemos olvidar que la energía del universo es la fuente de la energía femenina. Lo masculino es una creación en nuestra dimensión de último instante.

 

Hay mucho sufrimiento interno por la duda existencial, por creer a través de los valores sociales estandarizados y estereotipados, que para ser feliz hay que vivir como pareja heterosexual y tener dos hijos (niña y niño, si posible rubios). ¡Estereotipos!

 

Hay mucho sufrimiento por el rechazo social a la homosexualidad, por la ignorancia colectiva y heredada del pasado. La religión tiene algo que ver.

 

Hay tanto sufrimiento cuando una mujer no puede ser madre, sin saber que la evolución la ha elegido para allanar el camino de la liberación. Las mujeres que no pueden tener hijos tienen tanto amor en su corazón para amar a todos los niños y seres de este mundo.

 

Hay mucho sufrimiento y arrepentimiento cuando la pareja cree, desde la ignorancia existencial, que la sexualidad es la única base de la unión de las parejas. Este error sólo divide a los seres queridos a través de divorcios, separaciones, dobles vidas, siendo los hijos las primeras víctimas.

 

El miedo a envejecer motiva la necesidad de revivir el recuerdo de la impulsiva oleada de hormonas, reviviendo el placer de la juventud al enamorarse de una chica o chico más joven. Esto ocurre más fácilmente cuando una persona es muy racional, perdida, y débil. 

 

Separarse, divorciarse, no tiene nada de malo si no hace daño a nadie. ¿Pero no hace daño?

 

Incluso algunos psicólogos aconsejan a sus pacientes que mantener el deseo sexual activo es imprescindible para que la pareja funcione, en lugar de aconsejarles que sigan adelante quitándole importancia al sexo. La viagra es un ejemplo de la estupidez humana que lucha contra la evolución y contra la escucha del cuerpo.

 

Tanto sufrimiento y represión pensando que la masturbación se sigue considerando como una desviación sexual, cuando sólo es una necesidad hormonal de las personas. Posiblemente sea más importante para el hombre para prevenir la inflamación de la próstata.

 

Lo único malo de la masturbación es el que se hace uno mismo al caer en la obsesión sexual, y ser esclavo de las hormonas y de los pensamientos fantasiosos.

 

No escucharse a uno mismo, y creer lo que dicen los demás, es la fuente de todo sufrimiento, y de todo mal.

 

La represión es el principal catalizador de las agresiones sexuales. Basta con ver lo que ocurre en los entresijos de las iglesias.

 

Las hormonas influyen en la mente más de lo que se cree. Han impulsado las acciones impulsivas de los animales desde el principio de los tiempos. 

 

Los humanos no han escapado al poder de las hormonas sexuales. También se utiliza como elemento subliminal para convencer y manipular a las masas. La publicidad es un ejemplo de ello. La sociedad está sexualizada.  

 

La sexualidad es necesaria como fuente de placer, como distracción y como medio de reproducción. 

 

La sexualidad es obligatoria al igual que la necesidad de comer, beber y dormir. Forma parte de las necesidades fisiológicas.

 

Pero pensar que la sexualidad es el único vínculo de unión entre las personas sólo puede hacer daño a largo plazo. Une y divide al mismo tiempo. Se basa en la posesión.

 

Las uniones inquebrantables solo ocurren por lazos superiores a la sexualidad. La complicidad es el elemento indispensable en las uniones trascendentales.

 

El amor trascendental es la unión universal. Lejos del amor de los “hippies”. 

Enlace: “Amor trascendental“.
Enlace: “Energía masculina femenina“.

 

Transmisión de valores y tradiciones:

 

Desde que nacemos nos educamos según los valores de nuestros padres, familia, profesores y de nuestro entorno social.  

 

Nuestros educadores nos transmiten sus valores pensando que son los mejores, por haberlos aprendido de la misma manera, sin cuestionarlos. 

 

Por ejemplo, la relación entre el hombre y la mujer es el resultado de una educación retrógrada y divisoria.  El machismo y el feminismo son movimientos extremistas de confrontación.  

 

En general, para los individuos es más importante transmitir las tradiciones familiares y sociales, cuidando mucho de mantener las formas transmitidas de generación en generación, que adaptarlas a los nuevos tiempos y conciencias que desean elevarse por el bien del Todo. 

 

La ansiedad generalizada, la depresión, las alergias, las adicciones de todo tipo, etc., son las voces que piden un cambio existencial.

 

Los valores y tradiciones del pasado han llevado a la humanidad y a todo el planeta a la situación inviable en la que hoy vivimos todos, sin saber hacer otra cosa que vivir en bucle siguiendo valores falsos o desajustados y tradiciones caducas. 

 

Los valores sociales y las tradiciones que no han sabido adaptarse, generan un mal inconsciente.

 

Vivir es dejarse sorprender por la Existencia que cambia constantemente a cada momento para adaptarse a la evolución de la vida en la Tierra ♥︎.

 

Alimentación y dietas:

 

La ciencia analiza la relación entre la alimentación y la salud. La dietética aboga por una dieta equilibrada. 

 

Como siempre, la ciencia, la medicina, la psicología y la psiquiatría basan sus conclusiones en el análisis de grupos de voluntarios sometidos a todo tipo de pruebas y controles. Conclusiones que serán transmitidas como una certeza para las masas.

 

La gente, al estar perdida y alejada de sí misma, y al no saber lo que realmente necesita comer, pide consejos dietéticos de todo tipo. Motivados principalmente por la estética y los supuestos trastornos de salud.

 

La ciencia analiza la composición de los alimentos (proteínas, lípidos, glucosa, vitaminas, minerales, etc.) y su metabolización, pero nunca podrá analizar su aporte energético “cósmico”.

 

Hasta ahora, sólo el doctor en medicina alternativa Sr. Masaru Emoto (Japón), silenciado por la ciencia, había demostrado que el agua era un receptor y transmisor de energía. 

 

El cuerpo humano está compuesto por más de un 65% de agua, y los alimentos que las personas ingieren y metabolizan también tienen un alto contenido de agua.

 

El cerebro, los músculos y los órganos requieren alimentos sólidos y líquidos y oxígeno, que, al ser metabolizados, proporcionan la energía de “combustión” ATP-ADP para funcionar. Pero la energía VITAL que el ojo de la ciencia no puede ver es aún más importante, porque es la energía de la vida misma, que debe estar conectada con la “fuente” a través del séptimo chakra.  

 

Por ejemplo, una planta necesita alimento y agua para vivir. Pero si se le quita la energía que recibe a través de la luz, muere rápidamente.

 

El ser humano, al estar desconectado de la energía vital, no muere tan rápido como las plantas por ser más resistente, pero se debilita y enferma. 

 

Pero lejos de vivir en plenitud, los seres humanos obtienen apenas la energía vital necesaria para sobrevivir, dejando espacio para la multiplicación de enfermedades crónicas, cáncer y pandemias. 

 

Observemos como ningún árbol en un bosque adulto, con sus raíces nutridas e hidratadas en lo más profundo de la tierra, y con sus ramas extendidas hacia el cielo sin intermediarios, para “comunicarse” con la energía vital, nunca enferma ni muere prematuramente. 

 

No hay que olvidar que todos los alimentos, excepto el agua, se metabolizan principalmente en glucosa (azúcar) en la sangre, y que el oxígeno + la glucosa, juntos se transforman en energía (ATP-ADP) que el cuerpo necesita para funcionar. 

 

La buena salud se consigue manteniendo un equilibrio entre la energía vital, los alimentos y el oxígeno. Por ello, la vida racional de los hombres debe dar paso a una vida relajada e intuitiva. Es decir, escuchar al sistema nervioso entérico (segundo cerebro), y no a la mente (primer cerebro). 

 

Más información sobre los bloqueos energéticos que en mi cuarto libro explico en detalle. “Amor trascendental – Sanación ancestral”.

 

Por ello, más importante que los alimentos sólidos y líquidos, es el aporte de energía vital, acompañado de una respiración profunda y serena.

 

Además, todas las personas son diferentes entre sí. 

 

Cada vez que sale el sol, cada persona se despierta en un cuerpo que durante la noche se ha regenerado casi por completo. 

 

Sólo los pensamientos mantienen a las personas atrapadas en sus circunstancias pasadas. 

 

¡Seguir los pensamientos es reactivar el pasado!

 

El miedo existencial es el motor de los pensamientos y de las dudas.

 

Por lo tanto, cada día, cada persona, tiene diferentes necesidades dietéticas. 

 

Sólo es necesario aprender a sentir los mensajes internos intuitivos-sensoriales que desean guiarnos hacia una vida alegre y saludable. ¡Aquí en AtelTrainer, esto es lo que compartimos con las personas preparadas para trascender! 

 

La alimentación no es culpable de la lacra mundial de la obesidad. 

Los culpables son:

 

  • Desconexión de la energía vital como resultado de la vida racional.
  • No confiar en uno mismo = aumento de la ansiedad y mala respiración (falta de oxígeno).
  • Baja autoestima = aumento de la ansiedad y mala respiración (falta de oxígeno).
  • Aliviar la ansiedad y el nerviosismo a través de la comida y otras adicciones.
  • Vida sedentaria.
  • Miedo = respiración corta y adaptación estridente del sistema nervioso y del cerebro a la reducción del suministro de oxígeno. 
  • Mala oxigenación = mala quema de glucosa = grasa.
  • Vivir en la represión directa o subliminal, y en una permanente ignorancia existencial marcada por los valores del bien y del mal.
  • Vivir en bucle sin ilusión = mil distracciones y adicciones.
  • No poder o no saber contrastar la opinión de los demás con el sentimiento de uno mismo = ser dependiente.

 

La necesidad de comer sano para liberar consciencias, y por la loable causa de proteger el planeta y los animales, hace que millones de vegetarianos y veganos compren alimentos del otro lado del mundo para sustituir el contenido proteico de la carne. 

 

Esta dieta radical basada en un movimiento social de protección de los animales y del medio ambiente se ha convertido en una moda llena de buenas intenciones. 

 

Se ha desarrollado un gran comercio para aprovechar la gran demanda de productos ecológicos, vegetarianos y veganos.

 

Este movimiento se ha convertido en una moda a seguir por los jóvenes llenos de buenas intenciones para actuar activamente por un mundo mejor. 

 

Los movimientos de la moda son impulsivos, y se cometen errores fundamentales de forma inconsciente. 

 

No tiene sentido que, por un lado, luchemos contra la contaminación ambiental y, por otro, compremos productos cultivados en el otro lado del mundo, promoviendo más transportes contaminantes. Es un lujo, una fantasía de la gente del primer mundo que puede ir al supermercado con las estanterías llenas de miles de productos alimenticios.  

 

¿Qué pueden pensar los hombres, mujeres y niños del Tercer Mundo de la gente que tiene “garantizada” una comida abundante para elegir, cuando ellos apenas pueden comer un plato de arroz al día, y otros se mueren de hambre?

 

Personalmente no como carne, pero no soy vegetariano, ni vegano. 

 

El radicalismo se crea por la necesidad de enfrentamientos cuyas justificaciones se basan en opiniones extremas. Los egos son siempre violentos cuando no obtienen lo que quieren.

 

Si las masas fueran veganas, la querida vaca, la cabra y la gallina desaparecerían para siempre.

 

Si la masa sintiera su necesidad de alimentación viviendo en una sociedad armoniosa, respetuosa y colectiva, el consumo de carne se reduciría de manera natural al mínimo y la industria cárnica que maltrata a los animales desaparecería para siempre. 

 

Y las vacas, las cabras y las gallinas vivirían felices de compartir su amor compartiendo leche, queso y huevos ♥︎. Y los hombres felices de cuidarlas como muestra de amor trascendental basado en el respeto y la gratitud.

 

El peor alimento, el que hace daño, es la falta de alimento. 250.000 niños mueren cada día de hambre.

 

La comida que las sociedades del primer mundo consideran “comida basura”, es el sueño de la persona con escasez de alimentos. Un alimento es un alimento, lo que hace daño es comer demasiado, el sedentarismo y vivir encarcelado en creencias separatistas, elitistas e irrespetuosas. 

 

La comida, la que hace bien a todos, se basa en los productos que tenemos cerca. Y sobre todo, consumirlo con respeto y gratitud hacia la planta, árbol o animal que nos lo ofrece. 

 

La actividad física a través del deporte:

 

La actividad física nunca ha estado tan de moda como en los últimos años. El sedentarismo, el sobrepeso, la búsqueda del cuerpo perfecto y el estrés existencial llenan los gimnasios, los parques y las calles de corredores de fondo, con un calendario repleto de maratones por todo el mundo.  ¡Gran moda deportiva!

 

En mi primer libro “Psico fitness holístico”, y en mi segundo libro “Zen deportivo”, explico el gran error de la actividad física mal practicada.

 

¿Qué pasa con los deportes hoy en día?  

 

Se ha convertido en una moda que enriquece a los fabricantes y distribuidores de ropa y material deportivo.

 

Se ha convertido en una obsesión colectiva en busca de endorfinas y adrenalina para calmar la mente inquieta y hacer crecer los egos debilitados.

 

Tal es la obsesión, que las personas que han probado las drogas endógenas (endorfina, adrenalina…) que el cuerpo produce durante el esfuerzo físico intenso, y disfrutan superando sus límites corporales (para la foto de Instagram 😉 ), prefieren tomar antiinflamatorios y complementos alimenticios, antes que descansar para dar tiempo al cuerpo a recuperarse y regenerarse. 

 

El deporte se ha convertido en una adicción más. ¡Muy mal!

 

Personalmente, he practicado deportes intensos en mi juventud (cinturón negro de karate, Francia-España-Estados Unidos, competiciones, alta montaña, balonmano, patinaje, etc). 

 

A los 30 años, tras una crisis existencial, sustituí el deporte intenso por la actividad física lúdica. A los 59 años (1961), estoy en mejor forma y más sano que cuando entrenaba entre 2 y 3 horas al día y 6 días a la semana. 

 

Corro más despacio, pero no tengo prisa por llegar…

 

La cultura social moderna aboga por el deporte para aliviar diversos síntomas, sin tener en cuenta los efectos secundarios, y mucho menos el origen de los problemas de salud física, emocional y mental.

 

El ejercicio físico profundo, tranquilo y consciente ayuda a relajar los músculos y las articulaciones, a liberar los órganos y los músculos de la tensión (estrés), a enderezar la columna vertebral para favorecer el paso de la energía y a aumentar la tasa de oxigenación de la sangre. Todo ello sin destruir el cuerpo y la mente, para vivir en plenitud los muchos años que la Existencia ofrece a la humanidad. La creciente evolución de la esperanza de vida de la humanidad lo demuestra.   

 

El deporte moderno calma la mente y mata el cuerpo.

 

El arte de vivir uniendo mente-cuerpo-Esencia, impulsa el amor en uno mismo.

 

La relación con la vida y la muerte:

 

Hay tantas interpretaciones sobre la muerte que es difícil creer en el más allá porque nadie ha vuelto para contar lo que hay al otro lado de la vida.  

 

Para la ciencia, para el ser humano, lo más importante es la vida. ¿Pero qué es la vida?

 

Una de las respuestas en la red: fenómeno biológico desde el nacimiento hasta la muerte.

 

El desconocimiento del sentido de la existencia, que abarca la vida y la muerte física en su conjunto, cultiva en lo más profundo del ser humano el miedo a morir.

 

Es cierto que la mente y el cuerpo desaparecerán un día u otro, pero la Existencia desea, a través de la esperanza de vida, que vivan el mayor tiempo posible por razones que no puedo explicar abiertamente en este escrito. Hay un conocimiento que sólo puede ser transmitido y comprendido cuando la persona está preparada para recibirlo, más allá de las palabras.

 

La ciencia, la medicina, luchan por retrasar la muerte inevitable de los seres. La muerte es vista como el fin de todo. La energía de la vida se considera la energía más importante de la Existencia. La salud es el instrumento para vivir mejor y más tiempo.

 

Para mí, mucho más importante que la vida física es la energía que da la vida. Por lo tanto, existe la vida tal y como la conocemos, y existe la energía que da vida, tal y como demuestro y comparto con las personas preparadas.

 

Todas las células de un cuerpo orgánico vivo saben que un día desaparecerán, y la activación del mecanismo de supervivencia las hace luchar para protegerse de la muerte. La mente es consciente de ello y piensa que dar la espalda a la muerte la retrasará. ¡No!, genera miedos irracionales anclados en cada célula del cuerpo humano, paralizando a la persona en su vida cotidiana.

 

Enlace: “El árbol del Universo

Es necesario ayudar a la mente a conectar con su Esencia, es decir, con la energía que le da vida. Entonces, poco a poco, todas sus células se desprogramarán del miedo existencial para dar paso a una existencia llana, feliz y en armonía con el todo.

 

Este miedo a la muerte no permite vivir en plenitud. No tener miedo invita a la precaución.  

 

La muerte no se desea, pero ya no da miedo.

 

El miedo a la muerte se disuelve cuando se siente que la existencia individual en la Tierra, es una continuación de la expansión universal, y que nuestra vida tiene una razón de ser bien definida a través de la propia Existencia, lejos de toda religión y creencias humanas ♥︎.

 

Durante los últimos segundos de vida, toda la existencia vivida desfilará detrás de los ojos cerrados. Por eso, nada es más triste para una persona que se despide, que darse cuenta de que debería haber hecho tantas cosas, pero sus miedos se lo impidieron. Para darse cuenta de que su egoísmo ha hecho mucho daño indirecta y directamente.

 

La última salida en esta dimensión se hace en paz y serenidad, sólo si la conclusión existencial final es: ¡Hice lo que tenía que hacer! He colaborado para que este mundo sea mejor para las generaciones futuras, para todos los Seres que pueblan este paraíso que es nuestro planeta ♥︎. 

 

El autodescubrimiento, la autorealización es la razón de ser ♥︎.

 

El egoísmo desaparece durante el proceso de descubrirse, ayudando a los demás a descubrirse a sí mismos ♥︎.

 

El origen del mal:

 

Los miedos racionales:

 

El miedo está basado en la memoria para protegernos de experiencias pasadas dolorosas, molestas, que nos hirieron física o emocionalmente. Este es el miedo racional que invita a la precaución.

  

Un exceso de precaución nos lleva a un miedo existencial que bloquea a las personas a actuar en determinadas situaciones.

 

El miedo racional se puede eliminar preparándose, motivándose racionalmente para hacer aquellas cosas que nos asustan. En esta situación la precaución será extrema al principio, y será menos exagerada en la práctica de hacer aquellas cosas que nos asustaron en el pasado.

 

Barrer los miedos es aumentar las posibilidades de vivir intensamente.

 

El miedo existencial:

 

Las religiones y creencias antiguas, han interpretado que Dios, los dioses, los espíritus, pueden atraer la energía del mal sobre una persona, sobre un ser que se ha comportado mal.  Este es el principio del karma.

 

La superstición es una interpretación de interpretaciones…

 

La mente humana también ha creado el infierno con todos sus demonios.  

 

Este miedo existencial es la mejor estrategia para controlar a las masas durante tantos siglos, que ahora está incrustado en el ADN y células de cada persona, y qué manipula con más intensidad desde la inconsciencia a los supersticiosos y religiosos.

 

El miedo existencial está tan incrustado en el ADN y en las células de las personas que es imposible liberarse fácil y rápidamente. 

 

Este miedo existencial se transmite automáticamente a los hijos a través de los padres, de generación en generación.

 

También se transmite directa o indirectamente en la vida cotidiana a través de la educación, y el ambiente familiar.

 

Para eliminar las raíces del miedo existencial, es necesario comprender y sobre todo sentir que el mal sólo existe en la mente humana. 

 

La mente humana crea el mal a través de malas acciones cargadas de intenciones aún peores.

 

Las intenciones malvadas y egoístas de la mente desarrollan un poderoso campo de energía negativa. De la misma manera que las buenas intenciones generan un campo de energía positiva.

 

El vudú y la magia negra se basan en las energías de las malas intenciones. 

 

La energía de las buenas intenciones es más poderosa que la de las negativas cuando la persona no tiene ningún miedo racional y existencial, sólo precaución.

 

El mal sólo existe en la mente humana, no en el Universo.

 

Explico y demuestro fácilmente que el Universo es sólo bueno y se basa en la creación. 

 

Toda la energía que cae sobre la tierra es buena y creativa para todos.

 

Cuando una semilla se planta en la tierra, en contacto con el agua, con el alimento enterrado, y en contacto con la luz del sol y de la luna, de esta semilla crecerá, nacerá una planta, un árbol, una flor, un pájaro, un pez, un niño, etc.  

 

El clima de la naturaleza, la calidad del agua y del suelo, harán que la planta crezca más o menos bien.

 

Los mecanismos de la naturaleza, tormentas, ciclones, terremotos, tsunamis, lluvias, nieves, enfermedades, etc., actúan para mantener el equilibrio del planeta. 

 

Los seres simplemente sufren las consecuencias, pero no son señalados del dedo por la divinidad para castigarlos.

 

Como explico en mi cuarto libro “Amor trascendental, sanación ancestral”, cuando la mente se activa, los hemisferios cerebrales activan un campo magnético muy poderoso, que la ciencia puede confirmar. 

 

Como explico, este campo magnético bloquea el acceso de la energía vital “Esencia”, por lo que la persona se desconecta de la armonía del Universo, dejando espacio para la elucubración mental oscura.

 

En el sentimiento y sentir del corazón, no de la mente, los miedos se evaporan, y la armonía, la plenitud se instala ♥︎

 

❤️ ❤️ ❤️     ❤️ ❤️

 

Alain Tello Robledo

Fundador de AtelTrainer

Centre de entrenamiento trascendental y Sanación Ancestral

www.ateltrainer.com

Proyecto Fundación AtelTrainer

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=jLkZYKHZTj8
Autor

Nombre social:

Alain Tello Robledo

 

Nombre trascendental:

Weare

La mente perdida no es culpable de la ignorancia colectiva, es víctima

Notas Populares
Escribir
¿Necesitas ayuda?